La palabra escrita tiene un poder propio, en especial cuando los Ángeles participan.

Entonces, cuando necesitemos ayuda para cambiar un esquema de pensamiento o una mala costumbre, sacamos una hoja de papel y comenzamos a escribir.
Vamos a hacer una declaración de que estamos libres de pensamientos negativos, esquemas caducos y mapas antiguos. Anunciamos finalmente que estamos dispuestos y felices a aceptar el cambio, y declaramos que los nuevos esquemas con resultados positivos reemplazan las costumbres negativas y caducas.

Podemos hacer esto de la forma que más nos convenga, pero hagámoslo con creatividad.

Declaremos todas nuestras falencias, todo el exceso de equipaje, y dispongámonos a renunciar a ello pro el bien del Yo Superior.
En el cambio de perspectiva nos conviene divertirnos e incorporar una dosis de humor.
Es muy gracioso que una persona se ría de sí misma y disfrute de la locura de la existencia humana.

Anunciemos formalmente nuestra fe en los Ángeles; ellos nos ayudarán a salir en los tiempos difíciles, y por sobre todo nos ayudarán a ser felices y a aceptar el hecho de que verdaderamente merecemos tranquilidad y bienestar.

Pongan sus cartas o escritos debajo de su vela a encender y luego de una semana quemarla y arrojarla por donde corra agua, sea en el lavadero u otro.

Cada uno de nosotros es un ser humano maravilloso y valioso, cuya vida es una luz en la tierra, y los Ángeles quieren que disfrutemos de ello.

¡Vamos adelante!

Fuente: Clases de ángeles

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *