Recuerda que cada vez que lloras, y escribes lo que sientes, o te desahogas con alguien, tu energía se purifica y elevas tu vibración.

Que cada vez que ríes, cantas y bailas disfrutando la vida, tu energía se purifica y elevas tu vibración!

Que cada vez que haces lo que te gusta, y ejercitas y mueves tu cuerpo tu energía se purifica y elevas tu vibración!

Que cada vez que pides y te pides perdón, perdonas y das gracias con el corazón, tu energía se purifica y elevas tu vibración!

Y que cada vez que te respetas y te amas a ti mismo y a los demás de verdad, además de purificar tu energía y elevar tu vibración, también ayudas a nuestra hermosa tierra a vibrar en la frecuencia más alta que es la del AMOR!

Por eso, ya no lo demores más, ármate de valor, y ponte a trabajar en ti mismo!

Pues el trabajo más importante de tu vida eres tu!
Y si tu vibras alto, todos vibramos alto porque todos somos uno!
Tu puedes, atrévete y haz que suceda!
– Fuente la web-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *