Mantén la mente en los ángeles, la belleza y el amor. Mientras más pienses en los ángeles, más te acercarás a ellos.

Lee libros, artículos y todo tipo de información acerca de los ángeles y la espiritualidad. Es una manera de enfocar tu mente, cultivar la fe y comenzar a sentir la presencia y bienestar de los ángeles.

Desarrolla tu mente cultivando la percepción extrasensorial. Nota las sensaciones de tu cuerpo, las visiones, los olores y la información que viene a tu mente sin haberla aprendido antes. Esta forma de percepción es el modo de comunicación de los ángeles.

Cultiva la meditación y la visualización. Los ángeles se comunican cuando tu mente está tranquila. Las visualizaciones son también un poderoso instrumento de comunicación con los ángeles.

Mantente alerta a los números que se repiten, las casualidades y los mensajes escritos que parecen contestar tus preguntas.

Presta atención a tus sensaciones corporales y emocionales. Si las sensaciones durante una sesión de meditación u otro tipo de comunicación con los ángeles son de bienestar, puedes seguir adelante, confiando en que la comunicación es genuina. Si en algún momento te sientes mal, te da ansiedad o tristeza, o vienen a tu mente pensamientos negativos, es tu ego manipulándote. Pide a los ángeles que te liberen y detén la actividad hasta que te sientas mejor.

No dejes que el miedo te ataque. El miedo al ridículo, la duda o la ansiedad, destruyen las capacidades psíquicas. Examínate y descubre tus miedos antes de intentar comunicarte con los ángeles. Si tienes una visión, o un pensamiento que parece contestar tus preguntas, en vez de descontar su validez, piensa en el mensaje que envuelve. Interprétalo como interpretarías un sueño o un poema y presta atención a cómo te hace sentir.

Aprende métodos de protección psíquica a la vez que cultivas tu percepción extrasensorial para evitar que tu creciente sensibilidad te haga recoger energías negativas ajenas.

Utiliza métodos de adivinación, como los oráculos y juegos de cartas de ángeles, que te ayuden a atraer la energía angelical y sus mensajes.

No dudes de tu habilidad innata para recibir los mensajes de los ángeles. La chispa divina que es tu alma está hecha de la misma esencia que los ángeles y vibra con la misma frecuencia.

Ten fe y consistencia mientras aprendes y compruebas que tus visiones, sentimientos y percepciones son válidas. Poco a poco encontrarás tu estilo de comunicación con los ángeles y será más fácil escuchar y entender sus mensajes.

Principio del formulario

Final del formulario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *