La gente se enamora y se desenamora inconscientemente.
Sigue cambiando de pareja, pero no se cambia a sí misma.
«No necesitas cambiar el espacio, no necesitas cambiar el tiempo»

Cambian por sí mismos. Simplemente cámbiate a ti mismo.
Con el cambio en el corazón, toda la existencia cambia.
Volverá a suceder lo mismo, porque tú eres el mismo.
Sigue cambiando de pareja, pero no se cambia a sí misma. Sigue cambiando el exterior pero sigue siendo la misma.
Toma consciencia. No necesitas cambiar el lugar, no necesitas cambiar el tiempo, no necesitas cambiar nada externo.

El exterior es todo lo perfecto que puede ser.
Sólo hay una cosa que tienes que hacer: tienes que volverte más consciente, más alerta, más despierto, más vacío, para que no haya nada que proyectar en el exterior.

Tienes que quemar todas las semillas dentro de ti, tienes que quemar todo el molde dentro de ti.

Una vez que has quemado el molde, que has quemado las semillas y has sacado todo lo que estaba dentro y estás vacío, entra en ti algo del más allá, el paraíso penetra en la tierra, y ése es el momento de la transformación.
Con este cambio, toda la existencia es totalmente diferente.
La misma mujer, los mismos hijos, la misma gente, la misma oficina, el mismo mercado; pero ya no es lo mismo porque tú ya no eres el mismo.

Este es el camino correcto de la transformación:
No empieces nunca desde el exterior, empieza desde el interior».

OSHO.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *