“En esta Hora nada le será negado al alma que lo pida por los méritos de Mi Pasión…”

«Oh, Sangre y Agua que brotaste del Sagrado Corazón de Jesús como

una Fuente de Misericordia para nosotros: En Tí confío.» (Diario, 187)

“En esa Hora puedes obtener todo lo que pidas para ti o para los demás.

En esa Hora se estableció la gracia para el mundo entero: la Misericordia

triunfó sobre la justicia” (Diario, 1572).

Nuestro Señor le reveló a Santa Faustina las 3:00 pm como la “Hora de la

gran Misericordia para el mundo entero”, la hora en que “la Misericordia

triunfó sobre la justicia”, invitándola a que en esa hora se “sumergiera”

en Su dolorosa Pasión, rogando por la Misericordia y demás gracias,

particularmente para los pecadores.

En esta hora es necesario venerar y alabar la Misericordia Divina e implorar

las gracias necesarias para todo el mundo, especialmente para los pecadores.

Jesús pone tres condiciones para que la oración elevada en la Hora de la

Misericordia sea escuchada: a) Debe ser dirigida a Jesús; b) Debe hacerse a las

tres de la tarde; c) Debe apoyarse en los méritos de la Pasión de Cristo.

A estas condiciones hay que añadir otras tres más, a saber: a) La oración ha de

estar de acuerdo con la Voluntad de Dios; b) La oración debe ser hecha con fe y

con perseverancia; c) La oración debe estar dispuesta a cumplir con el mandamiento

del amor activo hacia el prójimo, es decir, la práctica de las obras de misericordia.

«A las tres, ruega por Mi Misericordia, en especial para los pecadores y aunque sólo

sea por un brevísimo momento, sumérgete en Mi Pasión, especialmente en Mi Abandono

en el momento de Mi Agonía. Ésta es la Hora de la gran Misericordia para el mundo entero.

Te permitiré penetrar en Mi tristeza mortal. En esta Hora nada le será negado al alma que

lo pida por los méritos de Mi Pasión» (…) (Diario, 1320)

«Te recuerdo, hija Mía, que cuantas veces oigas el reloj dando las tres, sumérgete totalmente

en Mi Misericordia, adorándola y glorificándola; suplica su omnipotencia para el mundo entero

y especialmente para los pobres pecadores, ya que en ese momento se abrió de par en par para

cada alma. En esa Hora♥

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *