¿Qué es un doble cuántico y como me puede ayudar a ser mejor persona? ¿Como puedo conocer e interactuar con mi pasado, presente y futuro? Encuentra la respuesta a estas preguntas y libérate de esas cargas emocionales y físicas.

De primera instancia debes realizar un sentido de introspección e identificar que se tiene un horizonte el cual es una hipersuperficie que hace de frontera al espacio-tiempo. Se producen una serie de eventos a un lado de la frontera y otra serie de eventos al otro lado. En un lado de la frontera se encuentra este mundo físico que conoces y al otro lado se encuentra un tiempo cuya medida es distinta. Es un futuro que puede trasladarse a cualquier momento del pasado.

Según las investigaciones científicas la luz emitida desde dentro del horizonte de sucesos (lo que sería el presente tal y como aquí lo sentimos) jamás podrá alcanzar a un observador situado fuera de ese horizonte (en el futuro), sin embargo, el observador que está fuera, sí puede enviar información a los sucesos de dentro y contribuir a los resultados si el observador de dentro está atento a las señales.

También podríamos llamar a esta clase de sucesos sincronicidades.

El doble cuántico es el observador que está fuera de esta línea de tu vida presente.

Es quien te envía información mediante nuevas ideas, emociones y señales. Las emociones son parte principal en la comunicación con tu doble cuántico. Las emociones son energías que viajan a una velocidad superior a la de la luz, de hecho, son instantáneas y además penetran en todas las dimensiones espacio temporal, no hay límites ni fronteras para los sentimientos ¿por qué? Porque emiten frecuencias, vibraciones, longitudes de onda. Las emociones no son partículas, no tienen masa, son ondas, son vibraciones y por lo tanto no ofrecen resistencia.

El físico Garnier Mallet fue el primero en hablar sobre el doble cuántico. Después de muchas investigaciones llegó a la conclusión de que todas las partículas físicas tienen su doble cuántico, por lo tanto, todos los humanos al tener cuerpos físicos, también tienen un doble no físico, que conserva nuestra identidad. Tu doble cuántico eres tú comportándote como onda y no como partícula.


Eres tú mismo quien viaja en el tiempo y te envías señales.
Pues bien, según el físico Garnier Mallet, para comunicarte con tu doble cuántico has de hacer lo siguiente:

Según Garnier debes beber un vaso de agua antes de acostarte, porque el agua es el mejor vehículo para la transmisión de información entre las partículas cuánticas.
Cuando ya estés en la cama, por la noche, antes de dormir, contacta con tu doble cuántico, dile el día, el mes y el año en el que te encuentras, también dile la ciudad en la que vives y tu dirección actual. Tu doble cuántico no reside en ningún tiempo específico. Como ya sabrás, por las teorías de la física, el tiempo no existe, aunque aquí en la Tierra parezca que sí.
Cuéntale la situación que estás viviendo y lo que quieres mejorar. Cualquier cosa que quieras atraer a tu vida.
Pídele que se manifieste el mejor futuro para ti y para todos los involucrados.


Importante. Relájate. Duérmete tranquilo. Tu problema ya está en manos de tu doble cuántico, y él te va a traer la mejor opción posible.
Nunca pidas desde la carencia. Simplemente realiza tu consulta, y pide con firmeza y seguridad lo que deseas. Ten en cuenta que la comunicación se va a transferir de ti a tu doble cuántico en términos de vibración y emociones, por lo tanto, has de emitir una vibración de seguridad y confianza.
A tu doble cuántico, sólo puedes pedirle cosas que sean para ti, porque estás hablando con tu doble, no con el de otra persona.


Tu doble cuántico tiene un período de 40 días para manifestar en tu vida lo que le has pedido. Puede manifestarse el día 5, o el 27, o el que sea, pero siempre en el período comprendido dentro de los 40 días.
Esto Garnier no lo dice, pero a mí me gusta darle las gracias a tu doble cuántico todas las noches, por todo el bien que te hace.
Puedes hacerlo todas las noches hasta que terminen los 40 días, o puedes hablar con él sólo un día y esperar a que se manifieste lo que le pediste.

Al igual que todas las señales angélicas, así también te encontrarás con tu doble cuántico, así que debes estar atento a todo tu alrededor, tu día a día, cuando menos piensas pasa.

Recuerda que:

Vivimos en varias dimensiones al mismo tiempo : El yo pasado, el yo actual y el yo del futuro.

Gracias a nuestro doble cuántico nos podemos volver más intuitivos y podemos llegar hasta cambiar nuestro futuro. También nos permite comprender el mecanismo de la vida y el poder e influencia de los pensamientos.

Nuestro cuerpo también es energía y puede proyectarse hacia el futuro, extrayendo información que el yo de la realidad necesita, de esa vida paralela y la traslada a nuestro yo presente.

Es necesario tener el mejor cuidado posible de los pensamientos de día a día que nos acompañan – Ley de la atracción.

Cargar la energía con bien, sin siquiera desear el mal a nadie, ya que no nos gustaría que nos tratasen así.


Vibra y siente todo lo que viene para ti ♥

1 respuesta

  1. 28 mayo, 2019

    […] te sientes como un o una perdedora, déjame decirte que no estás luchando día a día, no desvanezcas, ¡Tú puedes!, Arcángel […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *