Es de conocer cuando se habla de los ángeles y de Dios siempre se hace desde únicamente el amor, el abrazo, el cariño, la paz o la armonía. Que están allí para ayudarte, apoyarte y amarte profundamente e inmensamente. Así mismo recibimos de forma frecuente el que Dios es Amor, es misericordia es “se va a encargar de todas mis preocupaciones y problemas”, es ora y verás un milagro. Pide y será entregado, espera y recibirás. Así sucesivamente se generan distintos tipos de cultos, doctrinas y te conviertes en ser parte del sistema global llamado “No pienses” … Y no tienes que pensar más…

Siendo yo miembro activo de la iglesia católica en la actualidad y teniendo bastante apertura en indagar o conocer de lo que a otras religiones o doctrinas se refiere, así como también unas más liberales, esotéricas o místicas. Todas tienen lo mismo exacto en común. “No pienses” … Y no tienes que pensar más.

Cuando iniciamos nuestra vida también debemos seguir una serie de patrones o camino, inicia en la escuela donde aprendes todas esas herramientas para poder ser luego alguien, ese alguien que se convierte luego en otro alguien al terminar tu escuela y pasar a la universidad. Que luego sigue en la lista de deberes humanos y adecuados el que debes casarte, tener hijos, un fondo de retiro y vivir nuevamente el siguiente paso. ¡Ser abuelo, morir feliz y que en paz descanses!
Volvemos a lo mismo… “No pienses” …. Y no tienes que pensar más.

Eso es lo que crea este mundo o sociedad, una guía de pasos en todos sus esquemas o tópicos que tu debes seguir. Una guía o libro el cual debes cumplir, unos pasos para realmente alcanzar la mayor espiritualidad o en vez la gran felicidad.
Yo no estoy con esto queriendo decir que una cosa es incorrecta y la otra no, ¿Quien seria yo para poder decirte eso?. Nadie, Lo que quiero es invitarte a que hagamos lo contrario…

“Vamos a pensar” … Y SI, tienes que pensar mucho más.

La escuela:
En los primeros años de tu vida asistes a la escuela básica, donde te enseñan montones de cosas que en su gran mayoría luego de tus 30 te das cuenta nunca utilizaste o sirvieron para algo realmente productivo en la misma. Te enseñan a ser un ser humano que entre dentro de lo que el sistema predefine como “eres parte de la sociedad”.
Pero el método es el mismo una y otra vez, vas a aprender a ser un ser humano que encaje y a su vez un posible muy buen empleado para alguien más.

En la Universidad:
¡Ah! Finalmente puedes ser tu quien escoja lo que mas le gusta hacer o cree esto es para lo que eres bueno. Estudias varios módulos y trimestres para que finalmente te den y merezcas un gran y hermoso titulo para colgar en tu pared. Y decir…
¡Pues ese soy yo!

Tus padres tu familia se siente realmente orgullosa de ti, fiestas, brindis y celebraciones por doquier y realmente te sientes muy orgulloso. ¡¡Lo logre!!… He dado mi primer paso para tener un puesto en este mundo, ahora soy alguien y quien dude de ello aquí puede ver este mi gran y hermoso título que rápidamente colocare para actualizar mi resumen en búsqueda de trabajo.
Pero…¿qué es lo que realmente lograste?. Ser un posible candidato para ser “un buen empleado”.

Oh…La Religión o creencia: Este un tema tan controversial, ya que, si yo soy católico y tu Evangélico, me dirás que no tengo la razón y tu si a cualquier cosa que se me ocurra decir o comentar. O en vez si no eres practicante religioso, entonces posiblemente yo esté tan solo loco o sea para ti un fanático religioso.

Pero… ¿Qué tienen en común absolutamente todas las religiones y doctrinas? Sencillo, no pienses, no te preocupes, ven más para acá y no pienses más. Solo di esto o repite aquello o aprende esto otro y ya no tienes de qué preocuparte.
¿Amen?…

Si en vez no te fue inculcada ninguna doctrina religiosa, tampoco es que estés por el camino correcto, más bien para mi tan solo no tuviste el apoyo de tus familiares para colocar entre lo que pudieron una guía extra en tu camino.

Verás, la verdadera religión o doctrina, no es a la que vas cada domingo ni te das tres golpes en el pecho. Tampoco lo es la que más veces digas Amen o debas seguir algunos pasos o aprenderte de memoria ciertos libros o la biblia. La verdadera religión es aquella que vas, recibes, absorbes lo que realmente te llega y aplicas eso en tu vida. Sea cual sea la que escojas lo importante no es lo que ellos te dicen, sino lo que llega con ese mensaje, verso o palabra a tu vida y lo vives.

Cuando alguien me pregunta si creo en la religión, les contesto…
Si, Soy católico activo y me gusta.

Pero al preguntarles yo de regreso sobre en qué creen ellos… Su respuesta suele ser…

Si, yo voy todos los domingos a misa

No creo, la iglesia está corrupta o pedofilia.

Si, yo hago rosarios todas las semanas

Creo en Dios enormemente y me hago una foto cada día en el santísimo para que todos vean que fui.

Y así sucesivamente las personas suelen quedarse con lo primero que ven o tienen ante sus ojos. Sin pensar, razonar o indagar un poco mas adentro. Ver más allá de lo que tienen al frente de ellos. “PENSAR”.
– ¿Vas a misa todos los domingos y que sientes o aprendes?
– No saben qué responder

– La iglesia está corrupta o pedofilia . ¿Entonces si un hombre te fue infiel, quiere decir que todos y yo somos infieles?
– Haces Rosarios todas las semanas, sientes algo, ¿qué haces cuando lo haces?.

Respuesta: Repito ello una y otra vez. ¿ Vas al santísimo cada día para sentir ello o para la foto y que otros vean eres buena?
El pensar un poco a la vez que recibes las cosas o actúas en tu vida, es lo que hace la diferencia. Romper ese patrón de sociedad que te fue inculcado como chip, es lo que te hará ver realmente milagros en tu vida, no solo los económicos también en todos los aspectos de la misma. Si te detienes a observar y pensar un poco podrías notar muchas cosas sobre este muy polémico tema a ofenderse muchos.

La religión fue creada como una base de apoyo en tu parte emocional y espiritual, en la cual tú, así como en el gimnasio tienes un lugar para mantener en forma tu alma o que tenga un rincón donde ir, salir de tu rutina y darle un poco de frescura a la misma.
El padre o pastor es un ser humano igual a ti, en algunos casos han entregado su vida entera para ello, en otros la comparten con su vida normal y cotidiana. Pero ellos son de carne y hueso, igual de pecadores o posiblemente con los mismos errores que tienes tu. Por ello puedes ver que uno de ellos falla de alguna forma y se hace gran noticia, mas si es lo mismo que sucede con un hombre normal o común. Tan solo digamos ellos están en la mira más que lo podría estar un hombre común. ¿Tiene sentido o es que son Dioses caídos del cielo?, dueños de la verdad absoluta o de la verdad que conocieron? ¡Ese es justamente el punto que quiero trabajar contigo hoy! ¡Vamos bien!

A tus padres les inculcaron una doctrina, ellos al conocer la misma hicieron lo mismo contigo, ¿recuerdas esos días de chico que te obligaban a ir a misa una y otra vez?… ¡Es lógico sea algo muy aburrido para un niño que lo que desea es jugar y divertirse! No estar aquí sentados y obligados.

Luego de adultos en lo posible esos niños o siguen con ello o lo dejan, yo diría pasando los 30 años es cuando realmente se ve la religión o doctrina que desean tener o ejercer, finalmente por decisión propia y porque su corazón así lo sentía. Por el contrario, a quienes nunca les inculcaron nada de ello nada cambia en sus vidas, más si suelen tener o un corazón mas frío o el gran vacío de lo que es internamente caminar solo por este mundo, cuando digo solo hablo no de la familia, sino desde dentro en sus emociones e inseguridades para con montones de temas o sucesos que transcurren en sus vidas.
Algunos con los años se aferran a esta doctrina… Otros se derivan hacia el misticismo… Y otros solo pueden ver y su vida se basa en lo que a simple vista reconocieron era la verdad para ellos.

Ahora, cual seria la verdad absoluta, quién tiene razón y quién no… Quién es el dueño de la verdad o quién está equivocado….
Todos tienen la razón, la verdad y todos están equivocados también.

La verdad se conoce desde los ojos de quien la vida, y en ellos se verá la verdad.
Si tu crees que la religión católica es la única y verdadera, te doy toda la razón… Si tu crees que es la ciencia y nada más existe, te doy toda la razón… Si tu crees que todo es amor y felicidad, te doy toda la razón… Si tu crees que el budismo es la verdad, tienes toda la razón… Y si tu crees que el esoterismo es lo mejor, entonces tienes razón lo es…

¿Por qué te doy la razón en todo? Por que justamente de eso se trata, por mas este o no de acuerdo es el cómo decidiste ver el mundo, como lo escoges como te quedaste o no en ver hasta allí desde donde pudiste, con tu pasado y hasta donde decidiste podías ver pensar o no pensar y decir Amen, Namaste o Soy abundante 100 mil veces.

El punto no es solo pensar, lo es buscar y vivir tu verdad. Esa verdad es la que otro te comparte y no dependes, esa que vives, sientes y puedes identificar. Para luego vivir, forjar, crear y decir…. ESTA ES MI VERDAD. Lo es la tuya al ser tu vida, tu camino, misión y ejercicio para con esta vida. TU VIDA, no la mía de pedro o de maría.

Y te felicito porque eres parte y a la vez no de este sistema llamado la sociedad del pensar o no pensar.
Sigamos usando ese hermoso recurso del pensar…

Ahora hablemos de los Ángeles, por quienes aquí llegaste realmente y aprender de ello en este tópico llamado dinero o economía.
Viajemos a un mundo paralelo, uno que no depende de todas estas reglas, normas y pasos a seguir para encajar en este mundo. Esta muy bien dicho de esa forma, “este mundo” y con ello podemos entender que todo lo mencionado pertenece a el mismo. No a otro no a el cielo no a todo aquello en lo que decides o no creer. Si no el actual que ya tiene normas establecidas, pasos y formas de ser.
¿Se puede vivir aquí solo de amor?

Imagino ya sabes la respuesta, la cual es NO. No puedes pagar la renta con amor. No puedes comprar comida con amor. No puedes mantener a tu familia con amor. Tampoco podrías pagar desde donde lees este blog con solo amor, ya que el dispositivo con el que lo lees cuesta dinero y la conexión a internet con la que pudiste descargarlo también.
¡Con que se mantiene ello, pues con dinero!… Y si no lo usas quedas en la calle, no comes y mueres o tu familia quedaría totalmente en crisis y en el abismo de la infelicidad, inseguridad o un futuro muy incierto.
Dios no creó el dinero, lo crearon los hombres y nosotros aquí. Lo creamos nosotros me refiero al decir que lo multiplicamos o bueno también a veces lo perdemos por no saberlo administrar de forma correcta. Pasa por nuestras manos y así como viene también se va rápidamente.
En algunos casos si corremos con la suerte de venir de una buena familia, jamás tenemos que preocuparnos por él. Pero tampoco aprendemos el valor que tiene el mismo realmente o lo que valen las cosas.

Existen muchas personas ricas de dinero y pobres de corazón. Y muchos pobres de dinero, pero ricos de alma. No hace mucho conocí a uno de los millonarios mas grandes que he conocido, pero era la persona más sola y llena de soledad que existe en este mundo.
También a pobres de dinero y que las cosas de marca o más costosas, son lo que para ellos realmente significan la felicidad absoluta. Lo que para mi y para ti podría ser tan sencillo de ver como ellos viven para tener una apariencia sobre los demás y ser aprobados así tristemente. Mas al final esa es su vida y en algún momento lo material ya no dará abasto para cubrir tantos vacíos internos y existenciales. Eso no solo pasa en el dinero, también ocurre en el amor, pero eso es tema para otro libro que ya empecé a escribir y vendrá pronto.

Y para los Ángeles, ¿qué es el dinero? ¡¡Lo mismo que para ti la religión!! Tienes razón…. ¡Eso es! ¿Lo recuerdas? Pensemos sobre esto…

Si los ángeles no viven en este mundo o no es este su mundo. No necesitan del dinero para vivir tampoco una familia que mantener, no pagan la renta porque no necesitan un departamento para vivir y tampoco pagan internet o celulares.
¿Entonces qué es el dinero para ellos? ¡Lo es absolutamente nada! Un papel, un objeto al que TU pones algún tipo de emociones, peticiones, pedidos, oraciones, lágrimas, alegría. Un papel que tanto miras u observas y tanto cuentas en tus manos. Uno que siempre va contigo de forma u otra y en el que constantemente piensas. Piensas… ¿A que me refiero realmente con “pensar en ello”?
Será lo mismo que manifiestes en tu vida según lo que crees y emites del mismo.

Carencia trae carencia.

Ausencia trae Ausencia

Valor trae Valor

Y tu Ángel así lo entiende…

Entre tu y yo… lo que piensas será cumplido; pedir es igual a no tener, no tener es igual a carencia. Lo que se resume es ello lo que recibirás.
El Libre Albedrío

Por Gerard Leiser 17 de abril de 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *