Es liberarse de los efectos debilitadores de la rabia, la ira, el odio, la impotencia, la tristeza y el rencor que habitan en el fondo de tu corazón, que te impiden vivir en paz, disfrutar de tu vida plenamente y de las personas que amas.

¿CUÁLES SON LOS EFECTOS DE NO PERDONAR?

*Te enfermas.

*Te ata a una situación, a un momento o a una persona determinada.

*Te mantiene todo el tiempo recordando lo que viviste en el pasado.

*No te permite avanzar y hacer lo que realmente te gusta.

Te pongo un ejemplo: Tu pareja te ha sido infiel, de la tristeza y el enfado dejas de comer, duermes poco, lloras mucho y al final te enfermas y al doctor que vas. También piensas día y noche en él a veces dándole vueltas a lo qué pasó, otras preguntándote qué hiciste mal, otras planificando cómo te vas a vengar y así… se pasan los días y tú vives en el pasado, desconoces lo que es el presente y te pierdes la oportunidad de vivir al máximo cada momento, de conocer nuevas personas y SER FELIZ.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE PERDONAR?

Porque cuando perdonas, es decir ya no te duele la ofensa, te desatoras, te desbloqueas y puedes avanzar con alegría. Tener sentimientos negativos es como tener un tremendo incendio en el alma que consume todo a su paso, pues el perdón es como el agua que extingue ese incendio y le permite a la tierra (tu mente) que de ella brote nueva vida, nuevas plantas (pensamientos positivos).

¿CÓMO PUEDO PERDONAR?

Perdonar es un proceso y cada persona se toma el tiempo que su corazón necesita para expresar el dolor acumulado por años, meses o días. Lógicamente mientras más te dolió y más querías a la persona, más tiempo tomarás en sacarlo, pero con paciencia, disciplina y amor se puede.

Lo primero que tienes que hacer es estar dispuesta a perdonar, basta con repetir diariamente “estoy dispuesta a perdonar a_______» y los maestros irán apareciendo para enseñarte cómo.

Como proceso, hay distintas etapas que se recorren:

a) expresar las emociones.

b) aceptar la realidad, lo que hay ahora.

c) analizar qué necesidad hay en ti para atraer esa situación, o qué patrones de papá y mamá estás repitiendo.

e) descubrir el aprendizaje que ha dejado y continuar en tu crecimiento personal.

Es importante que recorras cada etapa del proceso, sin saltarte ninguna y que te tomes el tiempo que sea necesario en ellas.

Mientras tanto yo te comparto unas TÉCNICAS PARA PERDONAR Y EXPRESAR LAS EMOCIONES:

Escribir cartas diariamente, romperlas o quemarlas.

Aporrear cojines o almohadas para liberar la energía acumulada.

Gritar dentro de un vehículo con las ventanillas cerradas (tú sola claro).

Hablar frente al espejo como si tuvieras a esa persona y decirle “de todo”.

Hacer deporte que te exija resistencia física como correr, nadar, tenis (es genial porque golpeas la pelota) ping pong, spinning, etc.

EN CONCLUSIÓN

El perdón no es para liberar de culpa al otro, sino para que tú seas libre de los pensamientos negativos que esa acción dejó en tu corazón. Es como tener una cicatriz, QUE YA NO DUELE (esto indica que has perdonado) pero está allí y dejó un aprendizaje. Deseo que esta información te sirva para tu mayor bien.

Te bendigo con amor,

Vanessa León

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *