La expresión “Maestros Ascendidos” se refiere a seres espiritualmente iluminados

que evolucionaron de humanos ordinarios a entes de luz, inmortales y libres de la

reencarnación y del karma.

Según los practicantes, Jesucristo sería tan sólo uno de los Maestros Ascendidos.

Los Maestros Ascendidos son aquellos que una vez fueron humanos, como todos

nosotros, pero pagaron su deuda kármica y dominaron la ascensión.

Ya no tienen un cuerpo físico, pero a diferencia de otros seres espirituales como

los Guías Espirituales o los Ángeles, una vez tuvieron uno y pueden relacionarse

con la frustración del ciclo kármico.

Eso significa que cada uno de nosotros es esencialmente un Maestro Ascendido en entrenamiento.

Los Maestros Ascendidos tienen una enorme base de conocimiento que podemos consultar.

Han vivido a través de las limitaciones físicas del ciclo de reencarnación y han

experimentado el gran poder de las dimensiones superiores.

Se cree que quieren trabajar con cada uno de nosotros para guiarnos a través de las

iniciaciones de la ascensión.

Los Maestros Ascendidos no son deidades ni pertenecen a una religión en particular.

Conocerlos, llamarlos e invocarlos no significa que seamos politeístas y los estemos adorando.

Los Maestros son Seres de servicio, y los que nos unimos a trabajar con ellos, somos

personas que estamos dispuestas a crecer espiritualmente por el bien nuestro y el de la humanidad.

Los Maestros Ascendidos son seres humanos que han pasado por todas las vivencias de la Tierra y

están en planos superiores porque dominan los Siete Principios Universales, han despertado su

Conciencia Crística, se han liberado de la rueda de reencarnaciones, y ahora nos ayudan a evolucionar.

Cada Maestro pertenece a uno de los Siete Rayos al igual que cada uno de nosotros y es por ello

que en vez de continuar ascendiendo, por “compasión infinita”, han decidido dar la vuelta para

ayudarnos y trabajar con las características de uno de los “Siete Rayos”.

1. Rayo Azul:

Este rayo nos brinda la Protección Divina de Dios, el poder de decisión liberándonos de los múltiples velos.

2. Rayo Amarillo:

Este rayo nos proporciona toda el conocimiento y sabiduría que proviene del Padre / Madre.

3. Rayo Rosado:

Este rayo de Dios nos regala la inmensidad emanación amor divino del Padre y la Madre, emanación que nunca cesa.

4. Rayo Blanco:

​Este rayo nos obsequia las virtudes de la ascensión, la iluminación, el re-despertar.

5. Rayo Verde:

​ Esta emanación del Absoluto nos manifiesta la oportunidad de reconocer la verdad y vibrar en la verdad, ya que ella nos sana.

6. Rayo Oro-Rubí:

Esta flama de luz nos da el amor de la provisión infinita del Absoluto manifestado en el poder de la creación a través de la intención y de la mente.

7. Rayo Violeta:

Esta Luz nos otorga la posibilidad de trasmutar en la compasión divina todas nuestras debilidades y malas decisiones a lo largo de cada una de nuestras existencias, lo que se llama Karma personalidad.

Para poder establecer contacto con los Maestros Ascendidos debemos desear trabajar en pro de

una causa humanitaria. Se los puede invocar, pidiendo asistencia e iluminación para que intercedan

ante Dios en ayuda nuestra y de los demás, Ellos dirigen el destino de la humanidad y son los que

deciden la evolución y hacen cumplir la Voluntad de Dios sobre la Tierra.

«Ascender es fusionarte con tu Ser Superior.»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *