Hoy hombre, te quiero ser muy sincero.

Si lo que quieres es crear una relación de pareja extraordinaria, existe un ley que no te puedes saltar: primero tienes que tener una relación extraordinaria contigo mismo.

No hay más.

No puedes ser honesto con otra persona si antes no lo eres contigo.

No puedes comprender las emociones de otra persona si antes no conoces y comprendes las tuyas propias.

No puedes tener una sexualidad plena si no has explorado y sanado primero la tuya.

Y no hay nada más atractivo para una mujer (y si quieres pregúntaselo), que un hombre que se trabaja a si mismo.

Un hombre que está conectado con sus emociones y se permite sentirlas de forma amorosa.

Un hombre preocupado por ser una mejor persona cada día.

Un hombre libre del miedo y de la competitividad hacia otros hombres.

Un hombre conectado con su poder personal pero desde el amor, no desde el ego.

Un hombre que conoce su sexualidad y la disfruta pero que no es un esclavo de ella.

Y todas estas cualidades se pueden desarrollar y potenciar. Esa es la buena noticia.

Porque aunque todavía no seas todo eso, no importa, lo único que importa es que haya en ti una intención sincera de caminar hacia ello.

Por qué una mujer consciente siempre va a saber ver a través de las apariencias la honestidad de tu corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *