Que la luz de tu corazón te acompañe donde quiera que vayas,

deja a un lado las preocupaciones y vive el hoy, cada momento

es único, sea bueno o malo, ya que todo viene con un propósito.

Recuerda que eres un ser de amor y Dios Padre ha dispuesto que

te acompañemos cada día de tu vida.

Tu ángel que nunca te ha dejado solo, pero que es cuestión de que me

llames, yo estaré para ti.

Sonríe y sé amable , con humildad en el corazón ante los demás.

Así sea!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *