Pídele a tus Ángeles todo lo que necesitas en este momento.

No requieres de intermediarios para comunicarte con ellos, así

como nunca ha sido necesario un intermediario para conectar

con el amor de Dios. Desarrolla tu relación personal con tus Ángeles,

hablándoles y pidiéndoles a cada momento que te acompañen, que

te cuiden y que te ayuden con lo que sea que necesites. Y por supuesto,

siempre siempre, agradeciéndoles por ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *