Te envuelvo en la burbuja de alegría y tu risa expresa energía

a los demás, atrayendo un buen ambiente y  amistades  de gran

valor en tu vida ahora y aquí.

Debes saber que de ti depende disfrutar o sobrellevar un día. Decide

encontrarle el lado bueno a lo que me suceda siempre con la

convicción de que todo es para tu bien, siempre en oración a Dios.

Amo y acepto profundamente la paz y la tranquilidad que puedo.

Repite:

Lograr en mis momentos de quietud, Elijo la serenidad, el amor, la paz

y la tranquilidad”, Gracias.

Abro mi corazón para recibir todo el amor infinito que el universo tiene

para mi, Irradio amor, paz y tranquilidad a cada persona que entra en contacto conmigo.

¡Así sea!

¡Hecho está!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *