Yo, (di tu nombre), pido que todo lo que no venga del amor,

que estén dirigidas a mi persona o cualquier integrante de

mi familia, casa y asuntos sea transmutada aquí y ahora en

el fuego de Dios para su definitiva liberación.
Pido desde mi lugar sagrado que es mi corazón, que los soldados

aliados del Arcángel Miguel, custodien mi hogar, mi aura y la de

mis seres queridos.
Desde el centro de mi alma, que es mi corazón, pido que el amado

Arcángel Miguel y su ejército de ángeles envuelvan de protección el

aura de mis seres queridos y la mía también y nos libere de toda situación y energía baja
Miguel… sitúa tus ángeles arriba, abajo y a los costados de mi hogar.
Qué la poderosa luz azul despeje todas las trabas que me impiden llegar a mis sueños.
Gracias por tan maravillosa protección
Hecho está !
Que la luz y el amor siempre cuiden de nosotros.
Gracias, gracias, gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *