Señor, te suplico que seas tú guiando

mis pasos y los pasos de mi familia

hoy y cada día de nuestras vidas.

Que seas tú quien nos susurre al oído

el camino por el cual debemos avanzar,

que libres nuestra senda de los peligros

y que nos colmes en dicha y prosperidad;

porque confiamos en tu bondad, porque

eres tú quien avanza con nosotros y porque

donde estás tú, no falta absolutamente nada.

Amén

Que así sea, hecho está!

Gracias, gracias, gracias♥

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *