Amado Padre Celestial en tus manos

pongo mi vida y la de mis seres queridos,

transfórmame mi corazón en amor y

has en mi una persona de bien.

Escucha cada súplica y petición de mi

corazón, tú omnipotente que estás

conmigo siempre, no dejes de escucharme.

Amén!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *