Divino Arcángel Uriel, arcángel de la provisión y el equilibrio. Llena mi alma con tu esencia lumínica para que pueda ser y sentir tu paz en todo momento y en todo lugar. Ayúdame a convertirme en un digno representante del plan divino de Dios para todos los seres. Cubre mi vida con tu gran abundancia, prosperidad y amor ilimitado. Amado Arcángel Uriel, llena mi ser y mi mundo con la provisión ilimitada de toda cosa buena y perfecta; purifica mi mente y mis sentimientos, limpia mis canales receptivos para recibir toda la abundancia espiritual y material que requiero. Lléname de sabiduría para saber administrar apropiadamente todo el dinero que recibo. Me perdono si en algún momento desprecié el dinero y la riqueza. Dios es abundancia infinita y quiere lo mejor para mí y para todos. Me perdono profundamente por cualquier pensamiento autodestructivo y emoción limitante que alguna vez pueda haber creado. Elimino definitivamente mis prejuicios con respecto a la riqueza y la opulencia perfecta. Ahora acepto que el bien de Dios es ilimitado, sempiterno, infinito, siempre listo a mi disposición. Abandono todo pensamiento limitante que me haya sido infundido y que yo inconscientemente haya aceptado en mi mundo.

Qué así sea. Gracias Padre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *