Gracias Dios por darme la vida
como una mujer dispuesta a
vivir en tu voluntad
desarrollando mis capacidades,
honrando tu nombre
en mi diario caminar,
buscando la excelencia y
el buen servicio al prójimo.
Gracias Dios por ayudarme cada día como mujer,
quiero tener el equilibrio adecuado para mantener mis emociones bajo control,
para ser feliz con lo que me has dado y para tener  mi esperanza puesta en ti.
Gracias Dios por hacerme mujer,
por la sensibilidad que has puesto en mí,
por tu manera especial de hablarme, de enseñarme el camino y de protegerme.
Te pido que me perdones
cuando te he fallado, que me limpies que se vea en mi reflejado tu amor a través del gozo, la paz, la amabilidad,
la bondad y el control propio. Amén.

ORACIÓN

Hoy limpio, sano y bendigo mi linaje femenino.
A mi madre, a mis abuelas y a todas las mujeres que precedieron mi camino.
Las miro, las Honro y Reconozco, les doy las Gracias, por que a consecuencia de sus vivencias HOY, yo puedo hacerlo diferente, gracias a que no supieron amarse, sentirse merecedoras, por no ser fuertes y atreverse a cambiar su destino
Hoy yo puedo hacerlo a mi forma.
Ya labraron el camino.
Me libero de sus ataduras y sus anclajes y me uno a ellas con un sagrado hilo que nos vincula en amor, en perdón, en sabiduría y en equilibrio.
Hoy de mi espíritu borro las memorias de dolor que mi linaje trajo consigo y entonces las reemplazo por la energía y el poder conjugado de mis ancestros femeninos.
Las miro con amor y Benevolencia, hecho está!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *