Te pedimos Señor Jesucristo:
Que nos aguardes bajo tu amor,
con tu gran misericordia.
Que nuestro corazón esté siempre contigo
y que en el sueño podamos sentirte.
Renueva todas nuestras energías e ilumínanos el camino con tu claridad
en otro día más.
Oh, Dios mío todopoderoso,
escucha todas nuestras plegarias, recarga nuestros cuerpos con salud y

tu amor infinito, protégenos como cada noche.
Oh, Jesucristo nuestro Señor, haz de esto un día tranquilo.

Amén así sea , gracias Padre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *