Así como los capullos se abren con el inmenso Sol;
Así tu corazón florece con Amor, cultívalo bien y te

dará toda la vida inconmensurables oportunidades

Desde la bruma densa de la enfermedad, mi luz verde

de la Curación se proyecta y te alumbra dando paso a tu Sanación.

Yo (Nombre y Apellidos) decreto estar sana en el nombre de

Dios Padre, Dios Hijo y Espíritu Santo.

 

Amén!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *