Padre celestial y adorado Arcángel Rafael, envuélveme en tu luz verde

sáname física y espiritualmente en el nombre de Jesús.

Que su sangre poderosa celestial sane cada herida que

tiene mi alma, mi corazón, mi vida…

Bendíceme y has en mi Dios padre un hombre a imagen

y semejanza tuya,

Por ser tu hijo ,

En tus manos dejo mi vida.

Transfórmala!

Madre María cúbreme con tu manto sagrado…

E intercede por mi,

Te amo y te bendigo.

Amén!

Gracias,gracias,gracias♥

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *