Yo me valoro, me amo, me acepto tal cual soy. Reconozco que tengo el

poder de amar y que soy capaz de dar y recibir amor en forma incondicional.

Soy feliz porque sé que el amor de Dios se multiplica en mi vida.

AMÉN

Así sea.

Fuente: Ángeles en mi camino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *