Un debate para algunos.

En mi mundo si veo con bondad, somos buenos desde que nacemos.

En conocimiento te comparto esto…

La Biblia enseña que Dios creó a los seres humanos a Su imagen. Esto significa que Él nos permite tener cierta comprensión de Él y de Su diseño amplio y complejo. Nuestra naturaleza humana refleja algunos de los atributos de Dios, aunque en forma limitada. Amamos porque estamos hechos a imagen de Dios que es amor (1 Juan 4:16). Porque somos creados a Su imagen, podemos ser compasivos, fieles, sinceros, amables, pacientes y justos. En nosotros, estos atributos están distorsionados por el pecado, que también reside en nuestra naturaleza.

Originalmente, la naturaleza humana era perfecta en virtud de haber sido creada así por Dios. La Biblia enseña que los seres humanos fueron creados «buenos en gran manera» por un Dios amoroso (Génesis 1:31), pero esa bondad fue estropeada por el pecado de Adán y Eva. Posteriormente, toda la raza humana cayó víctima de la naturaleza pecaminosa. La buena noticia es que en el momento que una persona confía en Cristo, recibe una nueva naturaleza. 2 corintios 5:17 nos dice, «De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas». La santificación es el proceso por el cual Dios desarrolla nuestra nueva naturaleza, permitiéndonos crecer en más santidad a través del tiempo. Este es un proceso continuo con muchas victorias y derrotas al batallar la nueva naturaleza con la «tienda» (2 Corintios 5:4) en la cual reside — el hombre viejo, la vieja naturaleza, la carne. No será sino hasta que seamos glorificados en el cielo que nuestra nueva naturaleza será liberada para vivir por la eternidad en la presencia de Dios en cuya imagen fuimos creados.

 

Bendecida vida a todos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *