¡El camino hacia la verdad de Dios!
Es un camino duro que cuesta cambios internos muy importantes ,

que requiere principalmente de paciencia , honestidad, dedicación ,

humildad y bondad por tus semejantes.
En mi vida he tenido que decidir a perdonar y aceptar que la vida es

un constante aprendizaje y evolución .
que lo que fui ayer y los errores que cometí me han servido para ser lo

que ahora yo soy.
el dolor , la soledad , los retos o obstáculos de la vida misma lo he

superado porque cuento con la esencia divina de Dios en mi interior.
He caído muchas veces pero me he levantado y cada vez más fuerte y

humilde ante mi padre dios.
Yo soy hoy humildemente un ser de la luz de dios.
Y mi misión es dar luz a mis semejantes.
Amén.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *